sábado, 28 de diciembre de 2013

Adrian, Clara y su mágico primer amor

Permanecieron sentados en una de las rocas , ella reposaba junto a su hombro ,él la rodeaba fuertemente con sus brazos . 

- Hace tiempo descubrí este lugar por casualidad , recuerdo que acababa de aprobar el examen para poder conducir la Variant .Lo primero que hice fue sentarme en una de las rocas ,cerca del borde del acantilado . Luego intenté imaginarme que era una de las gaviotas blancas , entonces pude alejarme de todo lo que odiaba , desde aquel momento no hay ni un solo día que no venga a este lugar.

Clara volvió a besarle,  mas atrevida le acaricio el pelo , se sentó encima de sus piernas , y de nuevo entrelazados , se abrazaron con fuerza.

 - Creo que deberíamos volver con los demás – le susurró suavemente en su oído
 - No hay nada de malo por perderse un rato , ¿no crees?- la agarró aún con más fuerza tratando de llevar su cuerpo mucho más cerca de él .- ¿ No te gusta estar así?.

Clara se apartó bruscamente intentando alejar su deseo , miles de pensamientos recorrían  su cabeza, no estaba preparada . 

 - Yo … no quería asustarte , lo siento.
- Tranquilo no me has asustado... le miró enternecida.

  Adrian  debía esperar.


video


-      

domingo, 22 de diciembre de 2013

La visión


Se durmió soñando que él también podía volar desplegando sus alas al amanecer.

El enérgico graznido de las gaviotas que planeaban los cielos alejándose de la costa, le despertó de su quimérica visión en la que estaba sumido profundamente. Gabriel  entreabrió sus ojos a la claridad del día, aún creía ser un ave cuando su madre le gritó enloquecidamente que trepase a lo alto de una de las palmeras.

Gabriel, acostumbrado a ascender cocoteros,  lo escaló ágilmente. Al llegar a la copa vislumbró lo que los pájaros le advirtieron en sueños. Una enorme masa de agua se aproximaba hacia él.
                      





El 26 de diciembre de 2004 un terremoto submarino con epicentro en la costa oeste de Sumatra origino una seria de tsunamis que devastaron e inundaron las comunidades costeras del sur y sureste asiático, afectando a gran parte de Indonesia, Malasia, Sri Lanka, India y Tailandia.


El número de víctimas estimadas por las Naciones Unidas asciende a 229.866 , incluyendo 186.983 muertos y 42.883 personas desaparecidas.








sábado, 14 de diciembre de 2013

"Todo empezó en la sorpresa, en un encuentro casual"


Una chiquita contemplaba risueña el ambiente bohemio de un garito cercano a la playa.

 En sus manos sostenía un mojito de plátano cuando un joven se acercó a saludarla desde el otro lado de la barra.

Ambos se miraron, se hizo el silencio en un segundo. El muchacho guardó la mirada de ella y audaz  se dirigió al ordenador haciendo reproducir la canción que años después conmemoraría  a aquel encuentro.

Así fue como la voz inconfundible de un trovador detuvo el tiempo en ellos.

-       - ¡”Sueño con serpientes”!- gritó emocionada al reconocer la canción.
-         - Yo también sueño con serpientes …

Los dedos del muchacho se desplazaban al ritmo de la guitarra de Silvio por el soporte de madera que les separaba. Ella lo contemplaba curiosa en sus movimientos, sintiendo que podía irse con él lejos de aquel lugar.

 Uno de los camareros insistió para que el joven saliera de la barra.

La chica le preguntó extrañada :
-        - ¿ Pero tú no eras camarero?

Él la sonrió al tiempo que se sentó  en uno de los taburetes frente a ella.

-         - No … yo toco la guitarra.

Se rieron, charlaron de la vida, la música, la noche, los bares, Venezuela …

Al día siguiente la joven tomo su avión de regreso a la península.

 Los dos amantes de Silvio volvieron al mundo real del que se habían alejado por un” breve espacio” sabiendo que aquel “encuentro casual” les había citado con un ángel.

SUEÑO CON SERPIENTES. 
SILVIO RODRIGUEZ.

 “Sueño con serpientes, con serpientes de mar,
con cierto mar, ay, de serpientes sueño yo.
Largas, transparentes, y en sus barrigas llevan
lo que puedan arrebatarle al amor.

Oh, la mato y aparece una mayor,
oh, con mucho más infierno en digestión.

No quepo en su boca. Me trata de tragar
pero se atora con un trébol de mi sien.
Creo que está loca. Le doy de masticar
una paloma y la enveneno de mi bien.

Oh, la mato y aparece una mayor,
oh, con mucho más infierno en digestión.

Esta, al fin, me engulle. Y mientras por su esófago
paseo, voy pensando en qué vendrá.
Pero se destruye cuando llego a su estómago
y planteo con un verso una verdad.

Oh, la mato y aparece una mayor,
oh, con mucho más infierno en digestión”.

Giovanni Battista di Jacopo
"Ángel Músico".



sábado, 7 de diciembre de 2013

Querido Madiba


Al entrar en la escuela Adama contempló lo que el profesor había escrito con tiza blanca en la pizarra:
"Querido Madiba" ...
Cuando todos los alumnos tomaron asiento, el maestro les informó que un viejo amigo de Mvezo había iniciado un largo viaje para el que necesitaría provisiones de amor, bondad y esperanza.

La tarea consistiría en escribirle una carta con al menos tres acciones hermosas que hubiesen realizado en su vida.

Adama no sabía que cosas bonitas podría contarle cuando todos los demás niños proyectaban en un folio sus pensamientos. Tenía miedo de no ser lo suficientemente hermoso como para ayudarle en su camino.

Ante el bloqueo del miedo, Adama observó desde la ventana las ramas desnudas de un Baobab que parecían alcanzar el cielo, en ese momento rememoró lo que su madre la relató acerca del Baobab:

- Tras perder a tus hermanos en tres partos, no me resigne, cada mañana acudía al gran árbol de la fertilidad para que me concediese el fruto más hermoso de Africa.
Desde que naciste supe que eras hija de las raíces, que alimentaste a tus hermanos cuando se fueron y a mí con tu presencia.

En los ojos de Adama brotaron dos lagrimas que iniciaron la carta.

Querido Madiba:

Mi mayor acción es ser hija de las raíces, llevo conmigo la compasión por los hermanos del mundo, la fecundidad de la esperanza por los que iniciaron viajes en busca de sueños, el amor por la tierra y los cielos, porque con mis brazos puedo alcanzarlos.





domingo, 1 de diciembre de 2013

Los amantes "Croppys"

El Barge Inn rebosaba de inquietantes visitantes llegados de numerosas partes del mundo, habían traído consigo la aventura y expectación que suponía ser espectadores del enigmático fenómeno de los círculos de cosecha  en Wiltshire.

El pub inglés se había convertido en un punto de encuentro para quienes atraídos por el misterio querían indagar y ser partícipes de él.

Las excursiones se programaban entre diálogos sobre la posibilidad de que seres extraterrestres quisieran establecer algún tipo de comunicación con los humanos.
Rita bebía largos tragos de cerveza negra cuando un joven australiano se dispuso a tomar asiento junto a ella. Acostumbrada a charlar con veinteañeros, no la resultaba difícil iniciar una conversación.

Tommy se presentó a Rita formalmente, para él era un reto aparentar naturalidad frente a una mujer que la doblaba en edad y le sugería mayor enigma que los círculos.

Rita se mostró interesada ante las indagaciones que el chico había redactado en un cuaderno de notas en el que apuntaba todos los avistamientos de círculos. En realidad, Tommy se había licenciado recientemente como periodista , trabajaba en un periódico local australiano, mientras que Rita le confesó que ahogaba su reciente separación en el alcohol.

El bar apagaba sus últimas luces cuando ambos se miraron comprobando que el tiempo había corrido tan rápido que tendrían que seguir la charla en otro lugar.

Llovía intensamente en el exterior, por un momento se quedaron sin palabras bajo las gotas de agua que cesarían unos minutos después. Tommy la tomó de la mano, ella la apretó con fuerza recuperando la sonrisa perdida desde hace años.

Ambos corrieron hacía los campos de cosecha.

Empapados llegaron al centro de uno de los círculos, la linterna de Tommy alumbró una de las formas circulares, en ese instante Tommy iluminó el rostro de Rita que acariciaba su mano cariñosamente.

Aquella noche Rita y Tommy hicieron el amor en el centro de una de los grandes círculo de cosecha de Wiltshire, convirtiéndose en los primeros amantes Croppys en descubrir una nueva forma de comunicación que traspasaba los límites del universo: Su amor.

video



domingo, 24 de noviembre de 2013

Piolin en el río


Samuel caminaba de la mano de su abuelo una mañana estival.

Los paseos se convertían en interesantes aventuras cuando el nieto escuchaba las fantásticas historias que su abuelo le narraba al llegar a la desembocadura del río.

Abuelo y nieto bajaban por un caminito de tierra hacia uno de los tantos embarcaderos frecuentados por jóvenes con piraguas, parejas recostadas, charangas, estudiantes debatiendo sobre posibles mañanas, mujeres divorciadas, casadas, irritadas, viudas contemplativas, ancianos con bastón o caña de pescar en este caso.

Una vez que encontraban su embarcadero, Samuel ayudaba al abuelo con los aparejos, siendo ya un experto en el tema de la pesca, hacía pasar el hilo tirante por dentro de cada una de las anillas, continuaba deslizando el hilo por el interior del plomo, girando nuevamente el carrete para evitar que el hilo se enredase, finalizado este paso el abuelo se encargaba del resto de preparativos antes de lanzar la caña.

Aquel día, después de centrar toda su atención en los procesos previos a la pesca y al placer del abuelo durante la misma, Samuel observó un amarillo pájaro de peluche refugiado en una cabaña hecha de palos de madera.

- ¡Abuelo, abuelo ...!- le gritó entusiasmado por el descubrimiento tirándole del brazo.
- ¿Qué es lo que ocurre Samuel?- le preguntó al tiempo que su mirada seguía enclavada en el agua.
- ¡Es un piolín!- Exclamó.

El abuelo le miró sonriendo.

- Esta bien, te propongo una cosa ...
- Dime abuelo ... - le miró un instante volviendo a desplazar la mirada de deseo hacia el muñeco.
- Recogemos los aparejos, después hacemos una carrera hacia el árbol del muñeco y quien llegue primero se lo queda.
-¡Vale!.

Samuel se apresuró en la recogida, quería ser el primero en cazar el peluche.

- La carrera empieza ....- el abuelo contemplaba con gracia la inquietud e impaciencia del nieto.
- ¡Ya! - exclamó Samuel.

Sin esperar la aprobación del abuelo, hecho a correr como un trueno, alocado se resbaló antes de llegar al árbol, no obstante se levantó tan pronto que no sintió el escozor del raspón en su rodilla hasta pararse frente a la cabaña de palos.

Samuel estuvo a punto de apresar al muñeco cuando una decrépita mujer con turbante y labios coloreados de color grana se movía entre los arbustos cercanos. El niño la observó detenidamente, llevaba un cartel con letras a penas ilegibles que colocó junto a Piolín, seguidamente lo arropó con un paño azulado. Le balanceó sobre sus brazos como sí de un recién nacido se tratará, intentaba apaciguar el mudo llanto del exilio. La consternación de  la mujer que mecía a Piolin se apoderó de los ojos del niño.

Samuel rebuscó afanosamente en sus bolsillos la bolsa de golosinas que el abuelo le compraba en uno de los kioskos de la Ribera.

-        -   Espero que le sirva … - La indicó al tiempo que la lanzaba un caramelo de fresa en forma de chupete.

El abuelo encontró al nieto esperándole en uno de los bancos del paseo.

-          -¿Piolin? – Le preguntó extrañado.
-           - En el río …

La extrañeza del abuelo desapareció cuando se fijó en la herida que Samuel se hizo en la rodilla, inmediatamente se sentó a su lado, “No pasa nada, tú eres un valiente Samuel” le repitió dándole dos palmaditas en la espalda.

Samuel y su abuelo no volvieron a hablar del peluche.

Cuando llegaron a casa la abuela les tenía preparado cangrejos con la salsa especial en la que Samuel untaba todo el pan hasta quedar completamente limpio el plato.


La abuela se aproximó al abuelo acariciándole la mano.

-       - ¿ Qué tal fue la pesca? .

-        -  Bien hasta que Samuel hecho a correr hacía el peluche del río, se debió de caer y hacer mucho daño, había perdido ese brillo de entusiasmo en los ojos ,el pobre se asustó y me esperó en un banco.

La abuela le lanzó una mirada cándida, en realidad ella sabía de Piolín en el río,  ya que minutos antes Samuel la había contado todo. Sin explicarle el encuentro de su nieto con la mujer le susurró:

 " La mirada de un niño suele captar cosas que la mayoría de los adultos se esfuerzan en ocultar".




- 

video





,,, 

sábado, 16 de noviembre de 2013

Ecuaciones sin resolver

Cuatro amigos charlaban sobre las relaciones de pareja, el enamoramiento, la pasión, los celos, la fidelidad, la culpa, el desamor, la rutina, la ruptura ... Así se fueron adentrando en un territorio donde cada protagonista de su propia historia personal recordaba, hablaba o evitaba hablar de las experiencias pasadas.

Se inició un debate sobre si la pasión se perdía en seis meses para dejar paso a "otras cosas", cosas que quizás eran inevitables en el transcurso de la convivencia con otra persona, e indispensables para la aceptación de un respeto mutuo en una convivencia con más altibajos que momentos de excitación y veneración por la misma. 

Ninguno de los cuatro amigos se habían formado en terapia de pareja, ni poseían conocimientos psicológicos que analizaran sobre la discrepancia que mantenían dos de los miembros del grupo. 

"La pasión no ha de morir a los seis meses, bajo mi punto de vista es la base y sustento que alimentará a las dos partes implicadas para seguir creciendo en todos los ámbitos de su persona"- reflexioné.

Uno de los integrantes del grupo permaneció callado, atento, pensativo en la discusión de los dos amigos. 

- ¿Qué es lo que piensas?- le pregunté.
- Es un sabio, mientras nosotros discutíamos el pensaba- se adelanto el amigo que en desacuerdo con mis pensamientos, tenía curiosidad por la respuesta del pensador.
- Veréis... yo entiendo las relaciones como una ecuación.

En ese momento uno de los amigos se acercó a la mesa con su cerveza.

- ¿De qué hablabais?- nos preguntó.

"De ecuaciones, ecuaciones sin resolver" pensé.





viernes, 8 de noviembre de 2013

Un poderoso vínculo

Shaira  se sentó frente al mar , sus piernas cansadas reposaban  en la orilla , sus ojos brillantes observaron  los últimos rayos de sol ocultarse tras el horizonte mientras  un nítido recuerdo se instaló en su mente :

 Había cumplido doce años cuando sintió que su vida cambiaría por completo , tan solo era una niña cuando tuvo que dejar de serlo. Hasta aquel día había sido feliz , inquieta , risueña , alegre , afortunada por tener una familia a quien cuidar . No obstante, sus emociones mas intensas solo se hacían visibles  junto a  Kendi , su única confidente y  la mayor de los seis hijos de los NDOUMBE .

 Kendi y Shaira apenas se llevaban unas horas de diferencia , tal vez por el hecho de ser gemelas , nada hacían sin la otra . Afanosas se desvivían ayudando a criar a sus hermanos Demba , Iba , Modou y el recién llegado Kimya.
Aquella tarde Shaira decidió volver temprano de la escuela para atender a Kimya y seguir enseñando  a Kendi en sus inicios a la lectura . A pesar de que Kendi no pudiese asistir junto con su hermana a clases , Shaira continuamente insistía en detallarla todo lo que hacían para que ella también pudiese ser una mujer inteligente, aunque su familia no aceptase este último adjetivo como  un derecho  , sino mas bien como una pesada carga y privilegio que ellos no comprendían.

 “ Una verdadera mujer NDOUMBE deberá atender a las necesidades de su familia y no perder el tiempo yendo a la escuela “ solía recriminar su padre duramente  a  Shaira, mientras repasaba mentalmente las formas verbales o la veía venir radiante por el estrecho camino de limo.   

 En su viaje de regreso pensó  nuevamente en Kendi , la tenía que contar que había aprendido a dividir y ya escribía con soltura , además  sus compañeros la cantaron el cumpleaños feliz  , decoraron la pizarra  dibujando con tizas de colores su nombre, trazando caras sonrientes por todas partes  , sin duda, era un día oportuno para no dejar escapar ese enorme jubilo que la envolvía. 

Shaira alzó la vista cuando escucho los apresurados pasos de su hermana.

Kendi corría desconsolada , algo malo parecía haber ocurrido. Cuando al fin su hermana se abalanzó sobre sus brazos , supo que la felicidad es fugaz .  Fuertemente unidas se aferraron a la esperanza de no tener que decirse “adiós”.

 Su padre y varios hombres de la aldea se lanzaron sobre ellas , intentaban arrancar la unión de dos hermanas que se amaban por encima de cualquier cosa , aquel hermoso vínculo que nació entre Shaira y Kendi era enorme , se necesitaban mutuamente , vivir no tenía sentido si se la llevaban .

Sus manos se soltaron , los fuertes brazos de un hombre cogieron veloces a Shaira , las lagrimas desdibujaron la figura  de su hermana cada vez mas distante . Ni sus gritos , ni sus voces ,  ni sus piernas , ni sus manos que enérgicas se agitaban sobre el viento  , detuvieron la terrible decisión de una familia que vendió a su hija para poder sobrevivir.


video

sábado, 2 de noviembre de 2013

Una breve reflexión



Cierto día por la mañana Allen sospecho haber visto una sombra entre las ruinas , su visión aún borrosa le hizo imposible distinguir de quien se trataba .

Muchos de sus hombres dormían cuando Allen empuño la ametralladora M240  , alerta  , casi sin pestañear, decidió adentrarse entre los edificios , Sam y Erick le cubrían .

 La desconfianza se hacia visible en sus rostros pálidos , a ella se sumaba el terror de sufrir una nueva emboscada , en sus cabezas temían la figura reciente de la muerte que sorteaban cada día.

La guerra más cruel , devastadora e inútil les ahondaba  el interior en desesperanza .  Presos  del pánico volvieron a ver la silueta correteando sobre los edificios  derruidos , sin duda , alguien les estaba observando . Sam aguardaba en una de las esquinas a las ordenes de Allen, que había escuchado claramente pasos cercanos , las gotas de sudor resbalaban por su frente , una voz en su interior le empujaba a abrir fuego , sin embargo Erick se adelantó.

 Los disparos resonaron en todo el área haciendo que en las improvisadas trincheras aguardasen sobresaltados asomando sus armas. 

Erick miró desencajado a  Sam desde el saliente donde debía haber esperado sus señales.
 A escasos metros de ambos yacía la figura de un niño indefenso , tal vez asustado , sus ojos abiertos parpadeaban . Allen se apresuró hacía el cuerpo que aún agonizaba , se rasgó con los dientes un buen trozo del pantalón e intentó hacerle un torniquete , los espasmos veloces recorrían el cuerpo del niño que balbuceaba un nombre indescifrable . 

Las manos de Allen acogieron las suyas junto al pecho , su mirada compasiva les observaba , poco después sus ojos se tornaron hacia un punto lejano donde aspiró su última bocanada de aire .

Actualmente, miles de personas mueren a causa de la guerra, de los actos violentos y de la más cruel indiferencia hacia estos. ¿Es el miedo la máquina más destructiva por la que el ser humano puede violar los derechos humanos y no solamente humanos? Será que aquella frase de Jimmi Hendrix es tan cierta como lo era entonces :

 " Cuando el poder del amor supere al amor por el poder el mundo conocerá la paz".

video


viernes, 25 de octubre de 2013

El mágico primer amor

El faro emitía una luz constante que iluminaba de vez en cuando  los barcos más cercanos , las olas del mar chocaban contra el muro paralelo emitiendo un sonido apacible pero intenso .
Ella miraba a su alrededor tratando de captar aquel paisaje que se dibujaba hermoso en su mente , 
él observaba detenidamente  su pelo suelto que ondeaba al son de la brisa del mar .
 -¡Es precioso!.
 - Lose , por eso te he traído.
 - Gracias.
 -De nada , gracias a ti … - dijo con una tímida voz mientras se colocaba junto a ella.
 -Supongo que traerás a muchas chicas
 - Te equivocas , tú eres la primera .

Ella apartó su mirada lentamente del mar centrándose en aquellos ojos verdes.
 -Me gustan tus ojos .- pronunció decidida
 - A mi los tuyos…
Estaba  nerviosa,  sabía que era el momento perfecto para el primer beso , de modo que situó su mano junto con la del joven , él la abrió para entremezclar sus dedos con los de ella , de este modo las manos quedaron entrelazadas .
 - No se cuanto tiempo podré esperar.- susurró ansioso .
 - No esperes mas …
Se miraron por un instante , su mano se soltó para poder acariciar su mejilla , giro paulatinamente el cuello para encontrar sus labios que se abrieron con facilidad , y allí , en lo alto de uno de los acantilados surgió el beso ansiado e  inocente del primer amor .


video





domingo, 20 de octubre de 2013

Vivencias



Oscar Wilde dijo una vez : "Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo".

En el transcurso del día he podido contemplar las cotidianas cosas con los ojos del niño, curiosos e intrigantes, aventureros transeúntes que observan , disfrutan, comparten el camino , un camino diferente, excitante, de este modo invertí nuevamente el término de lo cotidiano en excepcional, sublime, único, infrecuente, desacostumbrado .

Viví el camino en vez de pensar en el destino o los pasos y senderos que dejé atrás, ya no importaban, porque sabía que podía sentirme en mis pasos, en el anochecer, en la apacible compañía de un peregrino.


¡Estoy viva Wilde!.










Enviar frase

lunes, 7 de octubre de 2013

En memoria de Lennon

No encuentro mejor forma de comenzar este blog que evocando aquella canción en mis labios
 "Love is free, free is love ,love is living,living love ,love is needing to be loved". 

Los cantos a la vida son la vida que se configura cuando nos convertimos en creadores de palabras, de música, de esbozos, de momentos, de sanación, de pensamiento, de poesía, de pasión, de leyendas, de historias que transgreden las lineas divisorias del denigrante poder del miedo.

John Lennon había inundado mi casa desde que nací, lo veía en alguna de las portadas de los vinilos que mi padre guardaba con esmero en varios estantes , lo escuché a lo largo de mi vida, lo admire y admiro al leer , escribir, observar documentales y películas que rememoran su leyenda, la huella que había dejado a la humanidad, el sentimiento de creer que aún podemos imaginar la paz en el mundo.